Churrería El Moro: endulza el momento

Prueba un café o chocolate caliente y acompáñalo con un churro azucarado.
Por: Araceli García

Una taza de chocolate espumoso o de café americano bien cargado se antoja en días lluviosos, aún más si se puede acompañar con un churro azucarado.

 Uno de los lugares más emblemáticos en la capital, si de este postre se habla, es la Churrería El Moro. 

El concepto, creado hace más de 80 años por Francisco Iriarte, surgió originalmente cerca del Centro Histórico. Hoy se puede probar en diferentes puntos de la capital, como el que está a unos pasos de Parque México en la Condesa. 

article_bodyel_moro_que_hacer3.jpg

 Apenas se entra a la churrería y al sonido de la lluvia se suma el murmullo de la gente. Más tenuemente un bolero llena de calidez el lugar: “pasarán más de mil años, muchos más, yo no sé si tenga amor la eternidad”, canta el Trío Los Panchos en las bocinas.

article_bodyel_moro_que_hacer_4.jpg

Para los clientes más tradicionales se puede pedir una orden de churros —con apróximadamente seis piezas— por 20 pesos, y una taza de chocolate mexicano, en 55. La orden de consuelos —tres sandwiches de rosca de churro con helado— es una opción si se va en grupo. 

article_bodyel_moro_que_hacer_5.jpg

Más allá de lo dulce, si se trata de calmar el hambre también hay tortas de pastor o de pierna con mole.

 

Buen consuelo.
Churrería El Moro: Av. Michoacán 27, Condesa (junto a Parque México).
Abierto de lunes a domingo.
Página: www.elmoro.mx

D L M M J V S
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

COMENTA