CINE: ¡Conoce los primeros estrenos del año!

La intensa, la secuela, el“churro” y un fraude. Con cuatro títulos se inician este año fílmico que estará muy inspirado en cómics.
Por: José Felipe Coria

Empieza el año con cuatro películas desiguales.

Primero, un intenso filme policial de insólito concepto y realización, Destrucción (2018), de la directora Karyn Kusama, quien mucho arriesga en su manejo del género pero sale excelentemente bien librada. Gracias a Erin Bell, personaje interpretado por Nicole Kidman —en plan de llevarse un Oscar—, quien profundiza hasta la demencia la furia y violencia del argumento. La sabia combinación actuación-dirección hace un filme inquietante, espléndido. Una rara joya.

article_bodydestruccion_pelicula.jpg

Sigue la secuela de rigor: Creed II: defendiendo el legado (2018), segundo filme de Steven Caple Jr., presentando con solvencia la fórmula de mezclar el pasado con el presente del renovado mito de Rocky Balboa (Sylvester Stallone). Una especie de secuela demasiado tardía de Rocky IV (1985), con Iván Drago (Dolph Lundgren), quien mató a Apollo Creed en ese filme, presumiendo a su hijo Viktor (Florian Munteanu) para enfrentar a Adonis Creed (Michael B. Jordan) en otra pelea del siglo. Parece convencional pero el entusiasmo del director y la estructura del argumento estilo melodrama de familia, bastan para crear buenos momentos. Entretenida.

 

article_bodycreed.jpg

Luego, un deplorable churro, Máquinas mortales (2018), debut de Christian Rivers, con guión escrito por el productor Peter Jackson & Fran Walsh y Philippa Boyens, adaptadores de El señor de los anillos y El hobbit. Ahora, basándose en la novela de aventuras para adolescentes de Philip Reeve, hacen una injustificable tontería jalada de los pelos, demostrando la fatiga en el uso y abuso de efectos especiales: ningún truco funciona. Ciudades-máquina en movimiento hacia ningún lado. Excepto el aburrimiento. 

article_bodymaquinas_mortales.jpg

A su vez, Había una vez un Deadpool (2018) es un producto de plano fraudulento. Aquí, Deadpool (Ryan Reynolds) cuenta la historia de Deadpool 2, filme de David Leitch estrenado el verano pasado, a un adulto Fred Savage —el niño de Los años maravillosos y La princesa prometida (1987, Rob Reiner)—, al estilo de esta última. Cinta recalentada sin majaderías ni mucha sangre, es una cínica falsa novedad pensada nomás para incondicionales de Deadpool. 

article_bodyhabia_una_vez_un_deadpool.jpg

Así, la tendencia de 2019 tendrá al cómic como rey de las súper producciones (Capitana Marvel, Avengers: endgame, Spider-man II, de regreso a casa, Dark Phoenix, Joker, Hellboy, Los nuevos mutantes, Shazam, Hombres de Negro Internacional), seguido del lucrativo cine de terror con Suspiria: el maligno, Cementerio maldito, La maldición de La Llorona y Eso, capítulo II como su más importante propuesta.

La animación tendrá sus momentos con Toy Story IV, Pokemón: detective Pikachú, Cómo entrenar a tu dragón III, La vida secreta de tus mascotas II, Frozen II, La gran aventura Lego 2.

article_bodycapitana-marvel6.jpg

Habrá muchas otras secuelas, empezando por la que suena interesante, Glass, seguidas de un festín de monstruosidades, en el más amplio sentido de la palabra, con Godzilla II, el rey de los monstruos, y el episodio IX –y final— de Star Wars. Las apuestas fuertes están en las versiones con actores de filmes clásicos animados (Dumbo, El rey león, Aladdin), más los considerados una incógnita (Terminator 6 y Rambo 5) ¿serán como se teme, unos churros intragables? Sin embargo, habrá por ahí alguna película valiosa con El vicepresidente, Brightburn, Green Book: una amistad sin fronteras, Van Gogh en la puerta de la eternidad, ¿Podrás perdonarme?, La mula y La favorita, ésta con buena crítica previa. El año, pues, anuncia abundancia de un cine entre regular y bueno. 

D L M M J V S
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

COMENTA