Sr. Link, por fin un digno rival contra Pixar

Gracias al estudio Laika, el director Chris Butler muestra gran mejoría en su segundo filme
Por: José Felipe Coria

Se da por sentado que el cine de animación vanguardista se debe sólo a Pixar/Disney. Pero los avances en este terreno incluyen también al estudio independiente Laika. En 2012 obtuvo una nominación al Oscar con ParaNorman, debut en la dirección de Chris Butler, quien ahora entrega su segundo filme, el sin duda mejor de Laika, Sr. Link (2019).

Después de apuntar hacia un mercado de niños y adolescentes, Laika amplía su enfoque hacia al sector adulto con una historia que, si bien no parece sólida de principio, poco a poco funciona como fábula sobre cómo encontrar un lugar en el mundo, llena de reveladores detalles que no pasarán desapercibidos para el espectador atento, lo que es uno de sus mejores aciertos.

La historia cuenta cómo sir Lionel Frost, aventurero que busca cierto reconocimiento, actúa diferente al descubrir lo especial que es el Sr. Link.

Esta aventura estaría incompleta sin Adelina Fortnight, que le da al argumento un balance interesante en esa búsqueda de una criatura mítica que revelará ciertas características propias.

Por supuesto, esto no puede acabar en la captura de un animal para zoológico ni mucho menos en volver a un ser objeto de estudio debido a su singularidad. Así que el tono se replantea como pocas veces se ha visto en el género de aventuras, sobre todo en las ambientadas a fines del siglo XIX, cuando aún el asombro tenía cabida en la vida cotidiana y los descubrimientos estaban teñidos de sorpresa. 

El argumento es pues sencillo. Responde a un tema que funciona como juego de identidades donde los personajes se complementan a pesar de sus diferencias. Todos están fuera de su ambiente y el mundo les parece ajeno. 

El corazón de la película está en qué significa realmente entender la evolución humana. No es ni sermón ni lección sobre respetar a quien es diferente sino una forma de comprenderlo desde una perspectiva filosófica y moral. Esto está hecho con calidad estética que invita al aplauso: es una artesanía visual rara en el cine contemporáneo.

Igual que en toda cinta animada, lo que importa no es tanto el argumento sino los personajes: su diseño, la forma en que son creados.

En este caso el trazo es destacado y la aplicación de una novedosa técnica ayuda a disfrutar la historia, porque el director Butler equilibra un estilo que se pone a la cabeza de la animación, siguiendo la marca de fábrica del estudio Laika: un proceso con marionetas, filmando sus movimientos un cuadro a la vez, para vaciarlos a un programa de computación y que resulten fluidos, naturalistas.

Sr. Link, debido a su elegancia como entretenimiento, revela enorme cuidado en sus magníficos escenarios y minucias. Es una apuesta triunfadora, de tal belleza, que sin duda está entre las mejores producciones animadas del año.

D L M M J V S
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

COMENTA