La Santa Cecilia recuerda cómo es ser inmigrante

Una de las características de la banda es la biculturalidad.
Por: Araceli García

 En la casa del percusionista de la banda La Santa Cecilia, Miguel Ramírez, el miedo a ser deportado era una constante.
 Al provenir de una familia de migrantes, viviendo en Estados Unidos, Ramírez creció con esa realidad que cientos de personas ven día a día.

“Mis primos en los últimos 10 años han sido deportados, se separan sus familias, es un trauma muy fuerte el que viven los inmigrantes de este lado”, explica Ramírez. 

Fue gracias a esta mezcla de culturas que encontró, junto a sus compañeros de la agrupación méxico-americana—La Marisoul, Alex y Pepe—, una de las características que más han marcado su carrera musical: la biculturalidad.

la_santa_cecilia_61936398_0.jpg

“Tratamos de unir estilos musicales para crear algo híbrido que represente este movimiento de ser bicultural, de llevar las dos partes”, dice el músico.
“Nos da mucho orgullo poder de una manera humilde representar a nuestra cultura latinoamericana, mexicana”, comenta.

Para Miguel, la relación entre ambas naciones fue algo natural desde su infancia.
 Dentro de su casa, recuerda, era como estar en México: hablando español y comiendo los platillos típicos del pueblo del que es originaria su familia, Atoya, Jalisco. 
Al salir se encontraba con amigos de todas partes del mundo. 

Poder ver el proceso de mis papás de salirse y buscar un mejor futuro acá en Estados Unidos y de darme la oportunidad de poder soñar y decir ‘quiero ser músico’, para mí es algo muy grande. Se lo debo todo a mis papás porque ellos hicieron ese esfuerzo y sacrificio”.

Es a raíz de la historia de vida del cuarteto creado en Los Ángeles que han escrito temas como “ICE (El Hielo)”, un himno hacia los inmigrantes, en cuya letra se lee: 
“Nunca se sabe cuándo nos va a tocar. Lloran, los niños lloran a la salida, lloran al ver que no llegará mamá”.

article_bodyla-santa-cecilia.jpg

Lazos con México. 

A pesar de no radicar en la capital, Miguel Ramírez expresa su preocupación por el futuro de México, sobre todo al pensar en la violencia que ha marcado regiones como en la que vive su familia.
“Somos personas optimistas,  llenas de esperanza. México está y ha estado pasando un tiempo muy difícil y nos duele en el alma”, lamenta. 

“Mi familia está afectada,  apagada porque hay mucho crimen y corrupción. Esperamos que México sea el de antes,  con el alma que reflejaba”. 

El cuarteto, que entre sus influencias artísticas tiene a José Alfredo Jiménez y Juan Gabriel, llegará al Lunario del Auditorio el miércoles 20 de junio como parte de la promoción de su disco Amar y vivir, que grabó en la Ciudad de México y en el que colaboraron Eugenia León, Mon Laferte y el Mariachi América.

D L M M J V S
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

COMENTA