Tomamos el "Primer avión" con Matisse

Para hablar de su nuevo sencillo Melissa y Pablo, decidieron pilotar con QUÉ HACER; checa ésta y otras recomendaciones de altura
Por: Nicole Trejo, Jesús Díaz, César Olivares y Francisco Godínez

Melissa es tan pequeña que apenas y alcanza los pedales de la aeronave que pilotea. Y aunque es de noche y está por aterrizar en el aeropuerto de Guadalajara, no se ve nerviosa. 

Pablo, su compañero del  grupo Matisse, vive su propia aventura: vuela sobre Acapulco pero, antes de tocar tierra, debe sortear algunas turbulencias. Con la guía del capitán Rafael Pazos, ambos completan el reto. “Vamos por unas tortas ahogadas”, bromea ella. 

Los cantantes nos acompañaron a Flight Cemsa, lugar que cuenta con dos simuladores para que cualquiera se sienta piloto por un día.  

“En la realidad me daría mucho miedo volar”, se sincera Melissa. “Si un carro para mí ya es estresante, un avión sería la locura, ¿imagínate que llueve y que hay una tormenta?, ¡no podría con eso!”.

article_bodyser_0327_1_w.jpg

En promedio, los miembros de Matisse toman dos vuelos por semana, así que suelen estar lejos de sus seres queridos. 

De eso habla su nuevo sencillo “Primer avión” (con Camilo), en el que expresan su deseo de volar para llegar a donde se encuentra  la persona que más extrañan. El tema, que ya tiene 9 millones de vistas en YouTube, sugiere: “¿Porque no vuelves hoy?, toma el primer avión”.

 “En este trabajo, a veces, aunque tengas una pareja en casa, al viajar siempre se siente la distancia y esta canción habla justo de esa añoranza que sientes por una persona que amas”,  detalla Pablo, quien comparte voz con Melissa y Román. 

article_bodyser_0285_w.jpg

 A ella le emociona volar, en especial disfrutar  los amaneceres en las alturas: “Observar las nubes con el sol es una experiencia única”. 

Desde pequeño, Pablo ha soñado con ser piloto:  “Me fascina incluso la historia de la aeronáutica. Un día me gustaría aprender a pilotear,  por ahora sólo tengo juegos en mi celular”, bromea.

PILOTO POR UN DÍA. FLIGHT CEMSA

article_bodyser_0306_w.jpg

Aquellos que en la infancia soñaron con ser un piloto aviador, probablemente se acerquen a su sueño en Flight Cemsa.

 En este lugar cualquiera puede pilotar un avión modelo Boeing 767. La idea se le ocurrió al capitán Rafael Pazos, quien  en 2013, luego de jubilarse como piloto, decidió comprar este simulador francés. 

“Para vivir la experiencia no necesitas tener conocimiento previo y yo mismo los guío durante  el vuelo que dura una hora, sólo se requiere una pequeña explicación previa para que sepan de qué se trata y vuelen”, cuenta el capitán Rafael Pazos. 

El simulador obedece a través de una computadora que debe programarse a partir de las instrucciones que el capitán ha indicado previamente, pero los movimientos a partir del yoke (que sería el “volante” del avión), tales como subir, bajar, voltear, despegar o aterrizar, los  realiza quien esté viviendo la experiencia. Durante el vuelo se pueden programar efectos como lluvia o turbulencias con la ayuda de un proyector que manda imagen de 220 grados.

 Además, el simulador tiene movimiento real, por lo que muchas personas realizan la experiencia para ayudarse a superar el miedo a volar.   

 “En la infancia todos quisimos subirnos o conocer  un avión y actualmente, si eres pasajero en una línea aérea, nada más ves la cabina cuando subes, sin entrar. La cuestión de subirte aquí y poder vivir lo que siente un piloto cuando hace un vuelo,  es muy atractiva”, considera el capitán Pazos.

Flight Cemsa
Calz. de las Águilas, Lomas de Guadalupe, Álvaro Obregón
Costo: $3,500 p/p.  
Fb: flightcemnsa

 

           OTRAS OPCIONES DE ALTURA QUE PUEDES DISFRUTAR

  

UN MENÚ PARA DESPEGAR. SKYLINE COFFEE. 

article_bodywhatsapp_image_2019-11-05_at_23.21.55.jpeg

En este los aviones forman parte del menú. El público elige el modelo de aeronave que quiere ver despegar. 

Skyline coffee es una cafetería ubicada a un costado del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Sus paredes de cristal permiten que, desde cualquiera de sus mesas, se pueda ver volar distintos aviones cada hora.  

Del techo cuelgan pequeñas figuras de aeronaves e incluso cuentan con un ala real. Estudiantes de aviación, azafatas y capitanes suelen ocupar las mesas. Arriba de la cafetería está el roof garden sky, un jardín de más de 250 metros cuadrados, un espacio que sólo está abierto los fines de semana. 

“(El roof) es muy visitado porque arriba de nosotros pasa el avión más grande del mundo, el Airbus A380, llega diario entre las 16:00 y las 17:00 horas procedente de París, mide 80 metros de largo y 10 pisos de altura”, detalla Edmundo Iturralde, gerente de Skyline coffee.

article_bodyskyline_coffee.jpg

La especialidad es el café  pero en el menú también hay sandwich, waffles y hasta salchipulpos. Los capuchinos llegan a la mesa con un avión de canela dibujado en la espuma, pero lo mejor es que cualquier platillo se acompaña de los aterrizajes  en la pista e incluso algunas veces los pilotos saludan desde sus ventanas. 

“Vienen muchos niños  a ver cómo despegan los aviones, porque es una especia de  espectáculo. Comienzan a generar sueños de ser pilotos o sobrecargos y, además, muchas veces conocen aquí a capitanes o estudiantes de aviación”, cuenta Edmundo.

skyline_coffee.jpeg

Skyline Coffee
Calle 28 4, Federal, Venustiano Carranza
Costo: De $65 a $120  
Fb: skylinecoffeemx

FESTEJO DE ALTURA HELITOUR

article_body70493533_2482908575164562_7595882892585074688_o.jpg

Un helicóptero negro sobrevuela Ciudad de México por las mañanas; pasa por la Alameda Central, el WTC, el Castillo de Chapultepec, la Torre Latinoamericana y el Paseo de la Reforma; dentro, cuatro pasajeros disfrutan de la vista al  tiempo que celebran con vino y toman fotos.  

Es parte de la experiencia en Helitour, un servicio que se ofrece a cualquiera que esté preparado para  la aventura en las alturas. En 25 minutos el helicóptero bell 505 JRX recorre la capital a 800 metros de altura y a una velocidad de 160 kilómetros por hora.

Las experiencias pueden ser privadas o compartidas. 

El helicóptero despega de un hangar dentro del AICM pero la ubicación exacta se revela una vez que se hace la reservación a través de su página web.

Helitour
Zona G del AICM, Hangar 5 de Aviación Civil. 
Costo: Desde $2,950. 
helitour.aero

VUELA ENTRE PALABRAS. BIBLIOTECA-AVIÓN

Un avión “aterriza” todos los días en la  explanada de la alcaldía Venustiano Carranza, sólo que, en lugar de viajar por ciudades, lo hace por el  ciberespacio.

Tlatoani es una biblioteca digital dentro de un avión que fue montado en 2006. Está abierta al público que, a través de computadoras, puede acceder a más de 3 mil títulos. 

article_bodyimg_4992.jpg

La experiencia de sentirse en un vuelo  comienza al subir las escaleras, que asemejan a una pasarela de acceso, para después entrar por la puerta donde las personas encargadas de la biblioteca auxilian  a los visitantes.

Los  asistentes observan a primera vista que el avión conserva gran parte de su estructura original en su interior, ya que en verdad fue una aeronave comercial. Los acabados en la pintura interior  transportan a una experiencia de vuelo, como si fuera real, pero junto a las ventanas se observan modificaciones: hay sillas y escritorios con computadoras.

“El avión llegó el 5 de octubre de 2006 y voló de 1966 al año 2000, y tuvó una capacidad para 93 pasajeros, tenía sólo vuelos nacionales y su modelo corresponde al DS-0914 douglas. Lo trajeron en un tráiler y aquí mismo fue montado y armado”, detalla Adriana Hedo García, encargada de la biblioteca.

Las personas en sillas de ruedas pueden acceder, ya que cuenta con un elevador especial. Está abierto al público los 365 días del año.

article_bodyimg_4970.jpg

Biblioteca Virtual Tlatoani
Explanada de la alcaldía Venustiano Carranza L: 13:00 a 19:00 hrs. M-D 9:00 a 19:00 hrs.  
Entrada libre

VISTA QUE ENAMORA. RESTAURANTE BELLINI 

article_bodyespecial_restbellini_40cua_4529372.jpg

Las alturas dan otra perspectiva a todo. Eso incluye una cena romántica. 

Muchas parejas acuden diariamente a este lugar ubicado en la cima del World Trade Center (WTC), que tiene una de las vistas más completas de Ciudad de México. 

Desde su entrada, Bellini presume lo que ninguno: colgado luce el certificado  del récord Guinness que obtuvo en 2009 por ser el restaurante giratorio más grande del mundo, con un área que abarca poco más de mil 44 metros cuadrados, ubicados en el piso 45 del edificio.

 Tiene una capacidad para 332 personas. De día se caracteriza por mostrar todos los puntos de la capital  (gira 360 grados) en un recorrido visual que le lleva 45 minutos; de noche la experiencia es mejor para los románticos: las luces de la ciudad  funcionan como fondo romántico para los comensales que están bajo una iluminación tenue, casi siempre bajo el sonido de un piano.

El menú es internacional, en especial italiana y mexicana, aunque no es el fuerte del lugar, según las críticas de muchos visitantes en Google y Tripadvisor. Hay opciones frías como tostadas mixtas de ceviche (salmón, trucha, camarón, langosta y atún); tártara de cangrejo y su tabla de quesos importados (manchego, gouda, holandés, gruyere y cabra).  Como plato caliente destacan los calamares fritos, lomo de salmón  y costillas de cordero asadas con jalea de menta.

Hay opción de decorar la mesa con flores para experiencias románticas.

bellini_guia_que_hacer_105418540.jpg

Bellini 
Piso 45 del WTC. Montecito 38, Nápoles. Costo: $500 - $750 p/p
Teléfono: 9000 8305   
bellini.com.mx

MASAJE DE ALTURA. HEAVENLY SPA 

51237879_2263407743704424_7671813670950666240_n.jpg

Un baño en un jacuzzi con hidromasaje suena bien, en especial para romper con la rutina y limpiarse de todo estrés, pero  además esto se potencia si incluye una vista en las alturas de un hotel en Santa Fe. 

 

Heavenly spa cuenta con siete salas de tratamiento que tiene la idea de revitalizar el cuerpo y calmar la mente.

Hay distintos tipos de masajes que comienzan con  una compresa caliente que relaja los músculos. El terapeuta emplea su elección de combinaciones de aceites esenciales para relajar con aromas y sus manos.

Los masajes llevan distintos nombres: para descansar, para trabajar, para sentirte y para moverte bien. Algunos  incluyen presión alta y baja sobre el cuerpo y otros, como el masaje prenatal, aplica una presión suave sobre la espalda, piernas, y rostro para mujeres  que ya hayan pasado el primer trimestre del embarazo.

Luego de la sesión, que también puede incluir un facial o tratamientos gélidos con nitrógeno, la opción es relajarse en el jacuzzi o en las camillas que se encuentran a la intemperie, en donde los visitantes pueden comer y beber algo para relajarse aún más. Es importante hacer cita y tomar en cuenta otro contratiempo, el clima, pues debido a la lluvia la experiencia externa no se disfruta.

Heavenly spa
Dentro de the Westin Santa Fe. (Javier Barros 540, Santa Fe)
Teléfono: 5089 8035 
Costos: $1,750- $4,445  p/p

SUBE DE NIVEL. RESTAURANTE MIRALTO

article_bodymiralto_torre_latino_guia_de_altura.jpg

Hace poco, el restaurante Miralto, ubicado en el piso 41 de la Torre Latinoamericana, fue remodelado. 

Esta nueva imagen no sólo incluyó una nueva estética en sus instalaciones, sino un skybar en el piso 40 para quienes sólo quieren tomar algo y charlar a casi 180 metros de altura. 

El servicio del restaurante se caracteriza por su rapidez (a veces excesiva). A los visitantes se les permite desplazarse  y frecuentemente son auxiliados por los meseros para tomarse fotografías desde cualquier ángulo.

La vista es de las más atractivas pues tiene como marco la Alameda Central y el Zócalo. Además, todos los puntos de la ciudad y las montañas si es un día despejado.

El menú incluye filetes, pescados y mariscos, además de pastas y ensaladas. Destaca la arrachera marinada cocinada  a la plancha acompañada de guacamole y el Filete sacrificio, con salsa de tamarindo y mezcal. 

Para los enamorados, hay una opción para una cena romántica e incluso propuestas de matrimonio. Incluye menú de tres tiempos, botella de vino espumoso y un arreglo floral en la mesa, vela y pétalos de rosas.

Miralto.
Piso 41, Torre Latinoamericana. (Eje Lázaro Cárdenas esq. Madero.)
miralto.com.mx 
Costo: $250-$700

ATERRIZAJES CON RADAR Y PAPAS FRITAS. LA CASA DE JUAN JUAN

article_bodyla_casa_de_juan_juan.jpeg

Esta terraza se encuentra a un costado del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

“Muchos visitantes vienen a disfrutar ver aviones, también fotografían, mientras comen  como si estuvieran en su propia casa”, comenta Aracely Avendaño, esposa de Juan Juan, dueño del lugar.

La casa de Juan Juan cuenta con un flash-radar, para mantenerte al tanto de los aviones que se aproximan. Su menú tiene nombre de aviones y es sencillo, con  hot dogs, sincronizadas, hamburguesas, alitas con papas a la francesa.

La casa Juan Juan.
Poniente 13, Mz 41 Lt 12, Cuchilla del Tesoro. Mar. a dom. de 14:00 a 22:00 horas 
Costo: $20 entrada.

MONUMENTO A LA REVOLUCIÓN

El Monumento a la Revolución fue originalmente construido para ser el Palacio Legislativo Federal en los tiempos en que gobernaba Francisco I. Madero; hoy se ha transformado en un museo que cuenta con cafetería, tienda de regalos y un mirador: se puede subir a la cúpula a través de un elevador de cristal, los visitantes tienen una vista de 360 grados.

Monumento a la Revolución
Plaza, Av. de la República S/N Colonia Tabacalera.
FB: Monumento a la Revolución
Costo: $60 (sólo mirador).

PAISAJE LLENO DE HISTORIAS. CASTILLO DE CHAPULTEPEC

Antiguamente era la casa de verano de un virrey, un castillo construido a una  elevación de 2 mil 325 metros sobre el nivel del mar. 

 Este recinto histórico conserva,  desde 1800, un mirador desde donde actualmente se puede ver la zona metropolitana de la ciudad, con altos edificios, la enorme avenida Paseo de la Reforma, pero  también se aprecia gran parte del Bosque de Chapultepec, que lo rodea en su totalidad.

article_bodycastillo29_55521999.jpg

Castillo de Chapultepec
Bosque de Chapultepec I Secc
Martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas.
Costo: $75.

LA CASA DEL PILOTO, EL HOGAR DE LAS TURBINAS

Esta pequeña tienda de la colonia Federal es útil para los expertos de aviación desde 1971. Ofrecen bitácoras de vuelo, refacciones, uniformes y hasta turbinas para los aviones. Lo mejor es que aquí cualquiera puede viajar, pues también  hay artículos para los aficionados, como pulseras, tazas, chalecos y hasta peluches vestidos de piloto.   

article_bodyla_casa_del_piloto_guia.jpg

Casa del piloto
Calle Procuraduría Gral. de la Justicia 171, col. Federal y Terminal 1 del Aeropuerto Internacional, local A-61. 
L-V de 9:00 a 20:00 horas.

LA MIRADA DE DON PORFIRIO. CAFÉ

Esta cafetería está ubicada en el octavo piso de un edificio del Centro Histórico. Aquí se puede degustar un café bien cargado  o un postre en su terraza con vista panorámica del Palacio de Bellas Artes y sus jardines. Hay bebidas clásicas como el champurrado y el lechero, pero también propuestas nuevas como el latte de mazapán y horchata.

que_hacer_39483765.jpg

Café Don Porfirio
Av. Juárez 14, Cuauhtémoc. 
Costo promedio:  $20-$100 
Teléfono: 5521 0041 
Abierto todos los días de 11:00 a 22:00 horas.

 

D L M M J V S
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

COMENTA