¿Turibús con un Pedro Infante luchador?

Para llegar a la Arena Coliseo es buena opción tomar el Turiluchas. Ahí pudimos hablar con un Pedro Infante de metal. No se trata de una estatua del cantante sinaloense, sino de un luchador. En 2014, el Tigre Metálico perdió su máscara; la gente presente, al ver su rostro parecido al del ídolo, le gritó: “Toriiito”. “Fue rara la comparación pero pues uno debe adaptarse o morir”

No se trata de una estatua del cantante sinaloense, sino de un luchador. En 2014, el Tigre Metálico perdió su máscara; la gente presente, al ver su rostro parecido al del ídolo, le gritó: “Toriiito”. “Fue rara la comparación pero pues uno debe adaptarse o morir”, dice. 

El viaje en el que  cuenta sus aventuras inicia en Reforma 222. Unos 20 asistentes  se ponen la máscara en un recorrido que arranca  en  Paseo de la Reforma, luego va por  Juárez y desemboca en República de Perú (afuera de la Arena Coliseo). En 30 minutos, el público conoce la Ciudad y  aprende un poco de esta disciplina.

“Torito” juega con todos, les hace bromas y los ilustra mientras les pide admirarlo en combate. “¿Quieren que cante? Cuando lo hago, todos prefieren que luche”, bromea. 

Esa noche, el Pedro Infante de la Lucha Libre sucumbió ante una  huracarrana del Maya, pero quienes lo acompañaron en el Turiluchas le aplaudieron como a un ganador. 

 

D L M M J V S
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

COMENTA